blank

092021

Tips y consejos para ordenar un canapé

Todo el mundo, tarde o temprano, se enfrenta al gran reto de tener que almacenar cosas y no saber dónde guardarlas. Es curioso: por muy grande que sea nuestra casa parece que nunca existe espacio suficiente y, de hecho, cuanto más hueco tenemos, más acumulamos, por eso siempre estamos a la caza de espacios de almacenaje extra. Todos disponemos de armarios, estanterías, cajones o baúles, pero lo más discreto para guardar nuestros objetivos es, sin duda, un canapé. ¿Por qué no darle utilidad al espacio bajo la cama, especialmente si tu vivienda es pequeña? Lee más para saber cómo ordenar tu canapé y aprovechar al máximo su espacio.

El canapé es un armario más

El canapé abatible se ha convertido en un espacio fundamental dentro de los hogares para guardar ropa, edredones, zapatos o juguetes.

Generalmente, el canapé se usa con criterio estacional. Esto quiere decir que en función de la época del año en la que nos encontremos guardaremos unas cosas u otras. Por ejemplo, si estamos en verano, toda la ropa de invierno y edredones irán en el canapé; por el contrario, en invierno guardaremos toda la ropa de verano, cosas para la playa y la ropa de cama de verano. 

Es imprescindible que todos estos enseres queden perfectamente doblados, para aprovechar al máximo el espacio. Si, aún así, no te cabe todo el cambio de armario en casa, siempre puedes recurrir a alquilar un trastero para particulares en el que guardar la ropa y los cambios de cama que no uses por temporadas.

Ordenar el canapé: Gran capacidad, pero limitada 

El hecho de organizar un canapé espacioso se puede convertir en un gran reto, ya que, al final, el espacio es limitado y no queremos que eso se convierta en un cajón de sastre donde todo cabe y todo vale. Para evitarlo es importante seguir unas pautas: 

Separar

La clave del orden está en saber separar nuestras cosas por secciones, es decir, la ropa con la ropa, los edredones con edredones y así sucesivamente, por el mero hecho de que, a la hora buscar, nos va a ser de gran utilidad y mucho más sencillo.

Bolsas o cajas

Dentro del canapé no pueden estar las cosas sueltas, porque todo acabaría manga por hombro. Por eso es conveniente usar bolsas para la ropa o cajas para canapés

Otra idea para que la ropa, en especial la ropa de cama, ocupe menos espacio, es utilizar bolsas al vacío; de esta manera conseguiremos que ocupen mucho menos.

Pegatinas de etiquetado

Por último, pero no menos importante, hay que etiquetar cada una de las cajas y paquetes que hayas guardado, así te será mucho más fácil encontrar lo que estás buscando. ¡El tiempo es oro!

Canapés para guardar los juguetes

No necesariamente el canapé debe de ser para ropa, edredones o zapatos; también existen camas con cajoneras o canapés para los más pequeños. 

Cuando se tienen hijos es mucho más fácil que todo se convierta en un pequeño desastre, ya que los juguetes abundan no solo en las habitaciones, sino por toda la casa en general. A veces no sabemos dónde guardarlos para que los niños puedan tener su habitación recogida y, puesto que no podemos idear ningún sistema especialmente sofisticado, una buena opción para ordenar los juguetes de los niños siempre será tener a mano una cama con cajonera o canapé. Es una forma fácil para que puedan recoger por ellos mismos y la habitación no parezca un campo de batalla. 

canapés para Guardar los zapatos

Como ya hemos visto, los canapés pueden servir para guardar absolutamente de todo. Otra idea para darle utilidad a nuestro canapé es utilizarlo como zapatero

Generalmente este tipo de canapés suelen ser deslizables y están separados en compartimentos para colocar correctamente los zapatos. Además, es una buena idea para no mezclarlos con el armario y evitar los olores que pueda causar el calzado. Para evitar esos olores, por cierto, conviene airear los zapatos un poco antes de guardarlos. 

No necesariamente tenemos que utilizarlo para guardar los zapatos que usamos a diario (estos pueden estar en un zapatero exterior más accesible), sino que también podemos darle un uso estacional, como hemos mencionado anteriormente. 

Ya tienes todo lo fundamental para ordenar tu canapé y darle la utilidad que quieras. Ahora solo toca ponerlo en práctica, así que ya sabes: paciencia y ¡ánimo