blank

072021

Poner orden en la nevera: cómo organizar y conservar mejor los alimentos

La nevera es una de las zonas claves de nuestra casa y fundamental para la batalla de todos los días. De ahí sacamos y metemos alimentos que comemos a diario. Por lo que hay que darle importancia a su orden. Una nevera desordenada puede dar muchos quebraderos de cabeza al igual, que también conviene tener ordenada la despensa, otro lugar que usaremos a menudo a la hora de cocinar. Recordad que si no colocamos las cosas correctamente podremos estropear los alimentos e incluso se pueden mezclar olores que no deberían. Así que si tienes problemas para ordenar tu nevera te damos algunas claves para que consigas tenerla bajo control.

  • Ordenar tu nevera según el frío. La clave fundamental para tener una nevera organizada es poner los alimentos según el frío que vayan a necesitar. Y esto no es por capricho, el frío retrasa la degradación de alimentos. La mayoría de las bacterias no se multiplican a menos de 8º. Así que ya sabéis, debéis mantener el orden para conseguir que la comida dure más.
  • El orden correcto de tu compra. Ordenar tu nevera comienza desde que llegas a casa con la compra y la colocas en su sitio. Haz lo mismo que los supermercados, lo que caduca antes delante y lo más nuevo al fondo. ¡Esto es fundamental!
  • Usa los accesorios de tu nevera. Para aprovechar bien tu nevera usa todo lo que tengas a mano, como por ejemplo toda clase bandejas, cajoneras e incluso tupperwares. Todos estos elementos te ayudarán a llegar con facilidad al fondo del frigorífico, a separar y reubicar alimentos.
  • Tu nevera es finita: piensa en porciones. No desperdicies tiempo, ni dinero, compra lo justo y necesario que vayas a consumir esa semana. Lo ideal es calcularlo por porciones, tanto al comprar como al cocinar y por supuesto, al guardar los alimentos. Para que te resulte más fácil, puedes colocar cada porción por separado.
  • Fruta y verduras: siempre separados en la nevera. La fruta y la verdura deben guardarse en los cajones inferiores de la nevera, los menos fríos y  siempre por separado. Esto debe hacerse así porque la verdura produce algunos gases y la fruta es muy delicada. Así que procura no mezclarlas entre sí. SI vas a guardar verdura en el congelador siempre es buena idea trocearla antes.
  • El dilema: ¿Dónde van los huevos? ¿Dentro o fuera de la nevera? Los huevos deben ir en un lugar fresco con una temperatura constante. El mejor sitio para guardarlos es en la puerta de la nevera. Allí están aislados y no se contaminarán con otros productos. En el caso de los supermercados pueden dejarlos fuera porque tienen siempre el aire acondicionado puesto.

¿Qué va en cada zona de la nevera?

La nevera tiene varias particiones y cada una puede utilizarse para colocar un tipo de alimento. Os explicamos cada una paso a paso.

  • Zona Alta: En esta zona conviene colocar los alimentos que vamos a comer antes, pasta, puré, carne…etc. La nevera debería estar a 5º grados. Aunque en verano se recomienda bajarle unos cuantos grados más.
  • Zona media: Por lo general solemos poner la leche en la puerta, aunque es recomendable colocar todos los lácteos juntos en el mismo estante: yogures, leche , quesos…Para ayudaros os recomendamos usar botelleros o un dispensador de latas. Lo tendréis todo mucho más ordenado.
  • Zona baja: Esta es la zona reservada para los productos frescos, es decir los que necesitan más frío. Aquí debemos poner bandejas de carne, fiambre, pescado… Si queremos evitar contaminaciones de unos a otros es idóneo usar envases para cada productos y que vayan por separado.
  • La Puerta: Esta es la zona que cambia más de temperatura por lo que los alimentos que van ahí deben ser resistentes a ello. Es por eso que es un error poner la leche en esa zona, ya que es bastante delicada con los cambios de temperatura. 
  • Los cajones: Es una zona reservada siempre para la fruta y la verdura, porque es la menos fría de la nevera.  Usa siempre bolsas de papel y no de plástico. La cualidad del papel es que los alimentos “respiran”.

Productos que metes en la nevera pero… No deberías.

Te sorprendería los productos que tenemos estipulado que deben estar en frío cuando en realidad no es necesario. Por eso os vamos a dejar algunos ejemplos.

  • Fruta tropical. Frutas tropicales como aguacates, la piña, plátanos están mejor en una sitio oscuro y fresco. Las bajas temperaturas les impiden madurar. Si no lo has cortado previamente es mejor dejarlos fuera de la nevera para que se mantengan en buen estado. Por otra parte, las patatas, cebollas y ajos también están mucho mejor fuera de la nevera. Mételos en bolsas de tela separadas las cebollas de los ajos.
  • Frutas de verano y verduras. Hablamos por ejemplo de melocotones, melones, tomates o verduras como los calabacines pierde sabor y textura si están en un frigorífico a menos de 10º
  • Pan y bollería. El pan déjalo en la panera, no es necesario meterlo en la nevera. Aunque siempre existe la opción de cortar rebanadas, congelar y descongelar usando el tostador.
  • Quesos secos. Estos si los metemos en la nevera pierden sabor y textura. Lo ideal es guardarlos en una lugar fresco y envueltos en papel.
  • Chocolate. Si no hace calor, lo ideal es dejarlo fuera de la nevera. La textura y el sabor del chocolate puede verse alterada por el frío y no están igual de ricos, cuando te los comes.

Recuerda que todas las zonas de la casa tienen su importancia y se deben ordenar adecuadamente porque ganaréis mucho espacio.  Si ya tienes ordenada tu despensa y nevera, puedes seguir ordenando tu baño o el salón de una manera estética y que de buena presencia a tu casa.