blank

092021

Consejos para poner en orden bolsos y maletas

En la vida de una casa tener bolsos y maletas es algo bastante habitual. Tendemos a tener bolsos para salir, de diario, riñoneras, mochilas del colegio y por supuesto, las maletas de nuestros viajes. Cuando se acumulan en nuestra casa sin orden ni concierto pueden llegar a ser un problema. Son elementos que ocupan mucho espacio y hay que saber dónde y cómo colocarlos. Si eres de los que acumula de todo y quieres aprender cómo poner en orden bolsos y maletas puede que este post te resulte de utilidad.

No hay espacio pequeño, si sabes ordenar tus bolsos y maletas

Ahorrar espacio en tu casa pequeña es importante,  por lo que tener tantos bolsos y maletas desordenados por todas partes, puede ser un problema. No es cuestión de tener más espacio sino de saber organizar el que tienes. Hay más posibilidades de las que imaginas, sobre todo porque no todos los bolsos y maletas cuentan con el mismo tamaño. Te damos algunas ideas para una mejor organización.

Percha para bolsos

¡Lo que lees! Puedes aprovechar tu armario y usa un corbatero viejo. Ahí puedes empezar a colgar bolsos que no pesen en exceso. También puede comprar perchas específicas para los bolsos o un pantalonero. Queremos que tengas en cuenta estas posibilidades que en un momento dado resultan tremendamente útiles. Lo bueno del perchero para bolsos es que dependiendo del modelo puede colocarlo donde te resulte más cómodo. 

Organización vertical

No te olvides de las puertas, tanto de los armarios como de tu casa. Pueden ser el mejor sitio para colocar los percheros que os comentábamos antes. Si organizas los bolsos de manera vertical en ellas ahorrarás mucho espacio. Además de perchas también se pueden utilizar tiras de velcro con las que acomodar tus bolsos uno sobre otro en las puertas. Toda idea es bienvenida a la hora de realizar una correcta organización vertical.

Organizadores para bolso

Siguiendo con el punto anterior, también existen organizadores verticales más completos por si una simple percha se te queda corta. Son una especie de estanterías de tela, con diferentes compartimentos donde colocar tus bolsos. Son flexibles y pueden adaptarse a casi todos los tipos de bolso.

Percha rígida de armario

Hablamos de perchas rígidas, pero en este caso van colgadas de la puerta del armario. No tendréis que hacer ningún tipo de agujero. La ventaja que tiene es que podréis colgarlas en cualquier puerta de la casa, en la entrada de vuestra habitación o la de invitados.

¡Vivan los colgadores!

Al igual que las perchas, tienes la opción de comprar un colgador para puerta que cuente con múltiples colgadores. Allí podrás colocar los bolsos por colores o tamaños. Dependiendo del lugar donde lo pongas, se verá muy ordenado y estético.

Separadores

Si tienes un armario amplio y baldas libres aprovecha alguna para colocar tus bolsos. Pero nada de apilar sin orden. Te recomendamos que instales separadores y que cada bolso tenga su sitio o sección en esas baldas libres. La ventaja que tiene esta organización es que es muy visual. Encontrarás el bolso que necesitas rápidamente.

Bolsos en carritos

Puedes tener tu propio carro con baldas para colocar bolsos, arriba y abajo. Traslada bolsos sobre ruedas. La idea es colocar los bolsos que más uses en ese carrito. Tendrás siempre acceso a ellos y podrás moverlo por cualquier sitio de la casa si fuera necesario.

Aprovecha los cajones

Para los bolsos más pequeños puedes usar los cajones de tu cómoda o los del armario. Selecciona, ordena los bolsos más pequeños y mételos dentro. Puede ayudar el colocar pequeños separadores en los cajones o meter los bolsos más delicados en bolsas de tela para que no se estropeen.

Percheros de pie

Los percheros de pie son un clásico, puede ser exclusivamente para bolsos o para tus abrigos. Puedes colocarlos en la entrada de tu casa o en tu habitación. Cuelga los bolsos que más uses y que quieras tener más a mano.

Tarea tras el verano: guardar maletas

Además de bolsos lo que más acumulamos según la estacionalidad son las maletas. Tanto a la ida como a la vuelta toca trastear con nuestras maletas de viaje que solemos usar de manera puntual. ¿Dónde podemos guardarlas?¿Alguna clave para que ocupen menos? Si quieres respuesta a estas preguntas, te dejamos más consejos.

Revisa bien

Tanto si vuelves de vacaciones como si te vas, revisar bien la maleta debe ser primordial. Mira bien los bolsillos y en el fondo, que no haya nada antes de guardarla. Comprueba las cremalleras, los bolsillos sobre todo por si hay algún desperfecto que necesite arreglo. Si quieres que tu maleta esté perfecta y luzca mejor, puedes intentar arreglar arañazos con productos especiales para ello. Otra parte fundamental que hay que mirar son las ruedas. Debemos comprobar que funcionan bien y se deslizan correctamente.

Ventila 

Las maletas pueden adquirir olores desagradables sobre todo cuando vuelves de un viaje y debes guardar la ropa sucia o los zapatos. Lo ideal es que estos elementos vayan en bolsas a partes, pero siempre se pueden colar los olores. Así que vacía bien tu maleta y déjala abierta unos 15 minutos, para que le de tiempo a airearse. 

Limpiar

Mucha gente no lo hace pero es bastante recomendable. Una vez vuelvas de tu viaje y deshagas la maleta, recuerda limpiarla bien. Así se conservará adecuadamente hasta que vuelvas a utilizarla. Aspira su interior y lava el exterior con trapos húmedos.

¿Dónde guardo mi maleta?

Lo ideal es tener un espacio fijo donde guardar tu maleta. Debe ser una zona de la casa con una temperatura templada, sin humedad y donde no entre la luz directamente. Si solo tienes un lugar abierto, te recomendamos cubrir tus maletas y protegerlas de la humedad. Una vez tengas tu maleta lista para guardarla, comprueba que el sitio donde la pongas esté limpio. Barre, sacude o aspira la zona antes de empezar a colocarla.

Los sitios ideales para guardar tus maletas durante el año suelen ser los altillos que son un almacenaje extra o baldas superiores de los armarios. Ya que las maletas son elementos que no son de uso diario, se pueden guardar en estos lugares, aunque sea un poco más complicado su acceso. 

Truco para almacenar maletas

Ten en cuenta los tamaños de las maletas, coloca y guarda en función de los mismos. Introduce las maletas más pequeñas o bolsos de manera de menor tamaño en los grandes. Ahorrarás mucho espacio.  

Las maletas que van dentro puedes ponerle funda protectoras para que no se deterioren y las maletas que van fuera, es decir, que están más expuestas puedes envolverlas en papel film. Gracias a eso evitarás arañazos.

Si has probado todos nuestros consejos pero tanto maletas como bolsos siguen invadiendo tu hogar, quizás ya sea el momento de plantearse una nueva solución para ahorrar espacio. En ese caso, os recomendamos alquilar un trastero. Tendrás un lugar donde colocar esas maletas que solo usas una vez al año o guardar lo que no necesitéis en ese momento.