blank

062021

Ideas para mantener perfumada tu casa y tus armarios

Si queremos sentirnos bien con la casa en la que vivimos y uno de los sentidos que debemos convencer es el olfato, junto con la vista, por supuesto. Para que nuestra casa de buena impresión a invitados y que cada vez que lleguemos a ella estemos orgullosos, no solo vale tener una buena decoración y orden, debemos conseguir que huela bien. Esto se vuelve una tarea un poco complicada si tenemos mascotas, pero no preocuparos. Os vamos a dar unos consejos naturales para conseguir que vuestra casa conserve un estupendo aroma.

Formas naturales para que tu casa huela bien

A la hora de conseguir un buen olor en el hogar  tenemos varias opciones.Podemos decantarnos por spray aromatizantes con productos químicos, que resultan bastante contaminantes o utilizar soluciones más naturales e igual de efectivas. Vamos a intentar daros trucos caseros que os sirvan.

La hierbabuena es tu amiga

La hierbabuena es la típica hierba aromática que tenemos en nuestra cocina, que usamos para aderezar y dar sabor a nuestras comidas, pero también puede usarse como ambientador. Tiene un aroma fresco y limpio, perfecto para darle una suave fragancia a tu casa. Otra ventaja de utilizar la hierbabuena es que espanta a los mosquitos por lo que es perfecta para usarla en verano e invierno. 

Tienes dos opciones para tener la hierbabuena en tu casa. Plantar macetas con la misma y tenerlas por tu casa u crear tu propio spray. Es muy sencillo de preparar. Hierve un poco de hierbabuena junto a zumo de limón, más agua y viértelo en un frasco de Spray. ¡Ambientador natural listo! 

Saquitos aromatizantes

Al igual que la hierbabuena, puedes utilizar todo tipo de flores o hierbas aromáticas. La hojas secas de lavanda, rosa, jazmín  son buenos elementos para fabricar nuestros saquitos aromáticos. Solo debemos utilizar unas bolsitas de algodón rellenar con esas hojas aromáticas y un poco de aceite esencial. Estas bolsitas son perfectas para dejarlas en los armarios o en los rincones de la casa que prefieras. Son decorativas, huelen muy bien y no ocupan espacio.

Fragancia cítrica

El olor a cítricos es uno de los más usados porque es muy agradable y fresco, además podrás fabricar una fragancia fácilmente. La cáscaras de las naranjas o el limón son perfectos aromatizantes ya que su olor es muy intenso. Cuando te hagas una limonada o tomes naranja guarda las cáscaras porque puedes preparar un difusor natural. 

Para crearlo solo necesitas: 

Una botella o frasquito de vidrio

– Pinchos o palillos de madera

– 1/4 de taza de alcohol isopropílico

– 3/4 de taza de agua

– 20 gotas de aceites esenciales 

– Cáscaras de limón, naranja, pomelo o lima

– Hierbas frescas.  Podemos usar ramitas de canela, cardamomo, romero o lavanda, por ejemplo.

Prepáralo en tan solo estos pasos:

  • Coge tu frasco de vidrio, procura que la boca no sea muy grande, porque así el olor saldrá poco a poco. Luego coloca las hierbas escogidas dentro del frasco. 
  • Eliminaremos de las cáscaras de cítrico todo lo blanco y las cortaremos muy finito. Seguidamente, las meteremos en el frasco encima de las hierbas aromáticas.
  • Agregaremos agua y alcohol isopropílico. 
  • Por último, vierte unas gotas al gusto de aceite esencial. Mueve un poco la mezcla.  Por último, coloca los palillos de madera que absorberán el olor y lo dipersarán por tu hogar. Deberás cambiar el líquido cada 30 días.

La canela es tu aliada

La canela es otro aromatizante natural que además de usarse en postres cuenta con un rico aroma para ambientar la casa. Es una opción más dulce que las anteriores, y dicen que fomenta la creatividad y pensamiento positivo. Todo en uno: casa perfumada y llena de buena energía. Al igual que la hierbabuena, haz un té de canela bien cargado y mételo en un spray 

Gran frasco aromático

Puedes utilizar los cítricos y hierbas aromáticas como si fuera un té. Hiervelos como una infusión y colócalos en un jarrón. Si lo pones en tu salón tendrás un aroma natural estupendo para cuando vengan visitas. Te recomendamos mezclar naranja, clavo y romero. Esta combinación es perfecta.

Usa aceites esenciales

Los aceites esenciales son verdaderos aliados a la hora de perfumar tu hogar. Elige el aceite esencial que más te guste y coloca 10 gotas en 500ml de agua. Rocía esta mezcla en ropa blanca, como toallas, sábanas.. Tu casa se inundará de un olor muy agradable. Si no sabes cuál elegir, el más popular es el de lavanda.

¿Cómo perfumar tu casa?

Ya tienes las claves y trucos para crear tus ambientadores, ahora toca ponerse manos a la obra, elegir los lugares correctos donde colocarlos e ir zona por zona de la casa.¿Nos acompañas?

El baño

Esta es la zona crítica de la casa. Probablemente la que más se llene de malos olores ¿Qué es recomendable hacer? 

  • Limpieza. Lo ideal es mantener una limpieza frecuente del baño a poder ser con lejía perfumada. 
  • Ambientadores de wc. Otro método, es utilizar colgadores de baño o mejor aún los discos activos, que no necesitan de soporte para colgarlos dentro del wc. Son mucho más higiénicos y huelen de maravilla.
  • Ambientadores eléctricos. Colócalos en tu baño y el ambientador hará el resto. También podemos usar los ambientadores naturales que hemos mencionado anteriormente. Deja un frasco de cristal con esencia de hierbas aromáticas.
  • Mascotas. Si tenéis gato y colocáis el arenero en el baño deberéis ser muy cuidadosos y limpiarlo semanalmente o al menos retirar excrementos para que no huela mal.

La Cocina

En esta zona de la casa es donde preparamos nuestra comida y dependiendo de lo que hagamos pueden acumularse olores desagradables. Algunos consejos útiles:

  • Recuerda utilizar ambientadores para lavavajillas. O si lavas a mano algún producto que cuente con un olor agradable a limón.
  • Si tienes el cubo de la basura cerca, en la cocina porque es pequeña, compra siempre bolsas perfumadas. No esperes a sacar la basura a última hora, en cuanto la veas casi llena, sácala. 
  • Lava tu cubo de basura a menudo. Es una práctica que no todo el mundo hace pero que es ciertamente útil. Limpialo bien por fuera y por dentro. 
  • Limpia la nevera. El mayor lugar donde se acumulan los malos olores es la nevera debido a la mezcla de todos los alimentos que contiene. Procura limpiarla a menudo. Sobre todo la cubeta y los cajones donde van las frutas, verduras y alimentos frescos.
  • Si cocinas, utiliza el extractor. Es un elemento indispensable que debes emplear para evitar malos olores. También deberás limpiarlo bien cada cierto tiempo, porque se acumula mucha grasa.
  • Cierra la  puerta de la cocina. Para evitar que los malos olores se esparzan por tu cocina, cierra la puerta y abre alguna ventana para que el olor salga.

Trasteros

Los trasteros ya sean en propiedad o trasteros en alquiler, suelen ser una zona que se mantiene la mayor parte del tiempo cerrada, ya que no se visita tan a menudo como el resto de la casa. Por lo general tampoco suelen tener ventanas por lo que el olor a cerrado y en ocasiones a humedad puede ser un problemas. ¿Qué hacemos para mantener nuestro trastero con buen olor?

  • Intentaremos en la medida de los posible no guardar elementos que sean perecederos. Pues pueden pudrirse y oler mal.
  • Dejaremos bolsitas de hierbas aromáticas por las zonas más críticas. Son muy útiles, huelen bien y ocupan poco espacio.
  • También existen unas bolsas neutralizadoras de olores que no necesitan nada para funcionar. Están compuestas de carbón activo y neutralizan todos los malos olores. Podrás adquirirlas por internet o en cualquier tienda de productos del hogar. 

Las habitaciones

Las habitaciones es la zona principal donde dormimos y de noche se acumulan los olores. Es muy recomendable ventilar todos los días tras levantarnos. Lo ideal es abrir las ventanas y retirar las sábanas y mantas para que el colchón “respire”. Tan solo 10 o 15 minutos se necesita para ventilar bien una habitación.

Si queremos que tenga un olor agradable tenemos varios trucos que os pueden resultar útiles:

  • Utiliza aceites esenciales, como explicamos más arriba y rocía tus sábanas blancas y ropas de ese color.
  • Otro spray casero para que tus sábanas tengan buen olor: mezcla 3 tapones de suavizante, 1 vaso de agua, 3 cucharadas de bicarbonato y meter la mezcla en un spray pulverizador. ¡Listo!
  • Utilizar incienso es otra alternativa. Quema un palo de incienso del aroma que prefieras. Este producto va soltando olor poco a poco y cuando se termine podrás cambiarlo.
  • Esencia de vainilla para perfumar tus habitaciones. Es un aroma muy agradable que podemos conseguir metiendo al horno una taza de café con 3 cucharadas de vainilla a 300 grados. Debemos intentar que no se evapore el líquido y dejar la taza 1 hora. Luego al sacarla desprenderá una agradable fragancia.
  • Como decíamos antes los saquitos aromáticos hechos con las hierbas que más nos gusten son muy útiles. Podemos meterlos en los armarios, cajones e incluso bajo la almohada.¡Qué no se os olvide quitarlo antes de dormir!

 El salón

La zona principal de tu casa es el salón y para dar buena impresión debe estar bien ordenado y oler de maravilla. Para eso también podemos darte algunos trucos:

  • Jarrón aromático. Como explicamos puedes utilizar un jarrón con mezcla de hierbas aromáticas y cítricos casero. Ponlo en el centro de la mesa. Cambia el agua cada cierto tiempo para mantener el buen olor.
  • Incienso. Igual que en las habitaciones puede utilizar incienso para mantener un olor agradable. Los hay de muchos tipos, ve probando a ver cuál te convence.
  • Ramo de flores. Puedes comprar las flores que más te gusten para perfumar tu casa. Ponlas en un jarrón y ellas harán el resto. Tienes que cambiarlas de vez en cuando porque pueden marchitarse fácilmente, pero mientras duran, le darán un toque decorativo y bonito a tu salón.
  • Velas perfumadas. La gente las utiliza para relajarse pero también viene muy bien para crear ambientes tranquilos y armoniosos, muy al estilo de la decoración Hygge. Coloca estas velas estratégicamente en la entrada, en las estanterías, mesitas supletorias…¡Tu salón olerá de maravilla!

Armarios y cajones

Los armarios y cajones, son zonas que no verán nuestros invitados pero ahí, colocamos nuestra ropa y otros objetos. Queremos que al sacar una camisa huela bien, para eso debemos mantener bien perfumados armarios y cajones. Algunos trucos que podéis utilizar:

  • Saquito  aromático de  ramas de lavanda, con pétalos de rosa y jazmín con unas gotas de aceite esencial. Es la combinación perfecta que puedes dejar al fondo de tu armario o cajones.
  • Usando aceites esenciales. Elige el aroma que más te guste, humedece un algodón y déjalo en los bolsillos de los abrigos. Mantendrán un olor muy agradable todo el año..Cuando hagas el cambio de armario recuerda sacar el algodón de las prendas que vayas a usar.
  • Naranja y clavo. Esta es una de las soluciones más conocidas. Utiliza una naranja fresca, hazle agujeros con una aguja e introduce clavo en ellos. Envuelve la naranja en un pañuelo y déjala al fondo del armario. 

Estos han sido nuestros trucos para que puedas perfumar tu casa y que tus invitados queden encantados al visitarla. Recuerda que cuanto más orden visual, decorativo y mejor olor, más orgulloso estarás de tu casa.