blank

062021

Consejos para ordenar la despensa sin volverse locos

El orden da paz y tranquilidad. Cuando la casa está hecha un desastre se nota. No encuentras nada de lo que buscas y todo se vuelve un caos. Es por eso que queremos ayudarte en una de las zonas más complicadas de ordenar. Te hablamos de la despensa, es decir, el lugar donde se colocan los alimentos, entre otros objetos para uso diario en la cocina. Es muy importante tenerla ordenada porque a la hora de cocinar encontrarás lo que necesitas de manera rápida. De un vistazo, serás capaz de saber qué  falta y qué debes comprar. 

Ideas para ordenar tu despensa sin volverte loco en el intento

Antes de ponerte a ordenar tu despensa tienes que tener cabeza fría y lógica. Es muy importante que pienses qué especias o alimentos utilizas más. Es buena idea pasar al fondo los que utilizas menos y los que sean de mayor tamaño. Empezando por ahí podrás ver bien todo lo que tienes en tu despensa y qué es lo que necesitas. 

Formas de organizar 

Lo principal es organizar los alimentos por baldas y categorías. Esta metodología nos ayudará a saber qué tenemos y qué se está acabando. Los productos que resultan más complicados de coger deben tener un lugar de fácil acceso, por ejemplo, los aperitivos podemos colocarlos en cestas con asas. Son sencillas de mover y recolocar a nuestro gusto. Botellas que pesan siempre en las baldas de abajo y si puedes consigue una caja con ruedas para poder llevarlas. En general, todo lo que resulte pesado debemos colocarlo en las baldas de abajo y lo que utilicemos más delante. Lo menos pesado podemos repartirlo en el resto de baldas.

Botes transparentes para facilitar el orden

Garbanzos, lentejas, judías, arroz… Son productos de larga duración que además, cuentan con unos colores muy bonitos que podrían darle un toque de estilo a tu despensa. ¿Cómo? Muy sencillo. Quita los envases industriales de estos productos y mételos en tarros herméticos. Si son transparentes, es perfecto, si son opacos etiquétalos. Aunque siempre es conveniente etiquetar para tener una mejor visión de toda la despensa. Para mantener cierta homogeneidad vendría bien que los tarros sean el mismo tipo. Así conseguirás una despensa con armonía. No es necesario que sean del mismo tamaño pero sí del mismo tipo de diseño.

Dale un poco de estilo

Además de un buen orden te recomendamos darle un toque de estilo a tu despensa y a tu cocina. Utiliza un elemento sorpresa que añada encanto. Puedes colocar un cesto decorativo con verduras o frutas. No tienen que ser de verdad aunque si lo son, mucho mejor.  Otro ejemplo que le da un toque rústico a tu despensa es una bombonera con pasta en su interior o una bonita jarra con limones y limas que puedes utilizar como ambientador natural para mantener tu casa perfumada

Despensa muy limpia

Recuerda tener cuidado con los productos frescos como ajos, cebollas o patatas que desprenden muchos restos al tocarlos. Lo mejor es meter estos elementos en saquitos transpirables y si eres manitas puedes confeccionarlos tú misma.

Fecha de caducidad

A la hora de ordenar también debemos tener en cuenta la fecha de caducidad de los productos. Es un poco frustrante comprar un alimento y tirarlo por no recordar cuando caduca, así que en cuanto lo compres mira su fecha y ponle una pegatina en el bote con la misma, además de su nombre. Esto te ayudará a la hora de ordenar correctamente tu despensa. Recuerda: delante lo viejo y lo más nuevo lo pasaremos al fondo.

Cajas de fruta

Las cajas de madera no tienen porqué limitarse a los puestos de verduras. Consigue o construye una propia para ti y colócala en tu alacena. Es una buena forma de guardar verduras y que no se pongan pochas. Recuerda que es buena idea añadir ruedas a las cajas para trasladarlas a donde las necesites.

Frutas arriba

Si colocas una barra de hierro en tu alacena puedes colgar cestas metálicas en las que colocar frutas. Son un bonito elemento de decoración y tus frutas estarán aireadas. Recuerda que al meterlas en la cesta lo ideal es poner la variedades más duras abajo y la delicadas arriba para que no se aplasten.

Dentro de tu nevera

Si estas cansado de que el cajón de la fruta sea un desastre y se te mezclen las verduras con las frutas y otros productos, usa envases transparentes y agrúpalos en tu nevera.

En pequeño y cercano

Cuando cocines también te recomendamos tener una pequeña réplica en tu propia zona de cocina de los elementos que más use en la despensa. Ten tu salero a mano, tu pimentero y quizás un recipiente para el aceite o  el vinagre. No necesitas los tarros completos, solo su versión en pequeño para que los tengas a mano.

Cajas de madera para lo que pese

Ya hemos dicho que lo adecuado es poner lo que pese más, en la balda de abajo, si no también podemos colocar en el suelo cajas de madera con latas, botellas de cristal, es decir, los elementos más pesados y delicados. Si lo hacemos así nos evitaremos más de un susto a la hora de cogerlo y no se nos caerán encima. 

Mueble-despensa

Si tu cocina es pequeña y no tienes suficiente espacio siempre puedes poner un hermoso armario que sirva también de despensa en tu salón. Bonito, decorativo y muy útil para guardar los productos de alimentación que en ese momento no utilices.

Facilidad y accesibilidad

Si puedes a los cajones de tu despensa añade guías y rieles. Podrás abrir y cerrar sin esfuerzo. Coge lo que necesites y vuelve a cerrarlo. Recuerda que tu despensa no es un garaje. es una zona que debe estar bien ordenada y delimitadas

Esperamos que estos consejos os hayan ayudado a tener un poco más claro cómo ordenar la despensa. Pero recordad que vuestra casa es un todo. Muchas zonas necesitan la atención debida. Por ejemplo, es muy importante saber cómo ordenar el cuarto de baño o si por lo que fuera, tu cocina se queda pequeña  puede que necesites organizarte con la ayuda de un trastero. Toda organización es poca cuando se trata de nuestro hogar, que nos ayudará a sentirnos más a gusto en él.