blank

092018

Cómo organizar tu cocina con la ayuda de un trastero

En la cocina no solo se prepara la comida, también es necesario tener un hueco dedicado a la organización. Este lugar, que para muchos es el mejor de toda la casa, está repleto de ollas, sartenes, utensilios, alimentos, especias y un sinfín de cosas más. Es normal que en ese espacio exista constante movimiento: debes sacar útiles, usarlos al preparar la comida, luego limpiarlos, secarlos y guardarlos. Es por ello por lo que debes saber cómo organizar tu cocina con la ayuda de un trastero y así mantener todo en su lugar.

Por dónde empezar al organizar la cocina

Todas tus recetas debes acompañarlas de un ingrediente inteligente: la organización. Cocinar sin organización hará que todo se vuelva lento y no sea tan agradable preparar la comida. ¡No hay nada más gratificante que empezar a cocinar y tener todo lo que necesitas a mano! Pero, ¿por dónde empezar a organizar la cocina?

Esta sin duda es una de las cosas más complejas en una cocina debido a la gran cantidad de objetos que conviven en esta estancia. Lo primero que debes hacer es armarte de valor para determinar qué cosas jamás utilizas ni piensas utilizar. Seguro que tienes vajillas completas, utensilios de cocina o tazas guardadas y que nunca has utilizado. Todos estos objetos están ocupando un lugar valioso que puedes aprovechar para otros que sí son necesarios.

En la cocina hay diferentes espacios en los que se almacenan muchos elementos y de diferentes tipos. Las zonas por las que puedes empezar a organizarla son:

La despensa.

Si la pequeña despensa de tu cocina es abierta, puede ser la solución perfecta para almacenar las reservas de comida. Así sabrás rápidamente qué tienes disponible y el acceso es rápido en el momento de cocinar. Pero si te decides por estas estanterías, no olvides que no debes dejar nada en los paquetes originales, pues no suelen dar un buen aspecto. Si los colocas en botes quedará mucho más atractivo y además puedes rellenarlos a medida que se van acabando.

Para las cosas que no se pueden guardar en botes, la mejor opción es guardarlas en cajas, así todo estará al alcance, pero lejos de la vista. También si colocas los alimentos en una estantería dispondrás de mayor espacio del que tenías.

Para aprovechar al máximo la despensa debes organizarla a conciencia y debes colocar los objetos más pesados y voluminosos en la zona de abajo. Si lo haces así ahorras espacio y quedarán zonas libres para los utensilios que más usas, dándole consistencia al estante.

Cajones y muebles de cocina.

Lo mejor es que cada uno de los cajones y muebles de cocina se utilicen para un tipo de objeto. Así estará cada clase de objeto en el mismo sitio y separado del resto.
Los cajones pueden estar iluminados para encontrar fácilmente utensilios como el cuchillo para el pan o las cucharillas de café. Los cajones son muy útiles si se saben aprovechar y se pueden poner en muchas zonas como, por ejemplo, debajo del horno. Aunque sea un lugar estrecho, es el espacio ideal para guardar las tapaderas grandes y las bandejas para hornear.

Trasteros extraíbles y cocinas modulares.

Los trasteros extraíbles que son de poco tamaño pueden ir justo al lado de la mesa del comedor. Así la tarea de cocinar será más sencilla al tener los aceites y las especias cerca. Las cocinas modulares te permiten crear el tipo de almacenamiento a tu medida. En la alacena no todos los cajones deben ser del mismo tamaño, puedes instalar un sistema que se adapte perfectamente a la forma que necesites.

Los altillos y techos.

El techo de la cocina también es un área que puedes utilizar. Para ello, debes colocar un gancho del techo para colgar todo lo que no quepa en las paredes o simplemente guardar todos los utensilios que no utilizas a menudo en los altillos de los muebles de la cocina. También los carruseles de ollas son útiles y accesibles en el momento de cocinar, ya que liberan mucho espacio de trabajo, aparte de dar un toque especial y original al diseño de la estancia.

Carrito multiusos. Son funcionales y perfectos para almacenar.

Lo mejor de ellos es que puedes guardar distintas cosas, desde utensilios hasta alimentos y podrás moverlos por toda tu cocina dependiendo de cuan cerca los necesites.

organizar-cocina-trastero-4

Consejos para organizar tu cocina

Hay muchos trucos y recomendaciones para tener organizada la cocina, pero aun así se suele desordenar muy rápido. Ahora que sabes por dónde tienes que empezar a organizar la estancia, debes conocer también estos consejos para organizar tu cocina, los cuales te ayudarán a no tenerla nunca desordenada.

Busca un lugar para cada cosa.

Debes clasificar y separar los utensilios de cocina de la comida y que cada uno tenga su lugar. Por ejemplo, que los sartenes estén en un cajón, los cubiertos en otro y las ollas en una estantería. Lo mismo ocurre con los alimentos no perecederos. Utiliza estanterías y que cada estante pertenezca a un tipo de alimento. Así, los tendrás organizados y podrás cogerlos de manera rápida.

Escoge bien los utensilios que usas a diario.

La cocina no es lugar para acumular, sino que debes esforzarte por despejar todos los espacios al máximo. Si te gustan las cocinas decoradas, debes tener presente que estos elementos decorativos pueden resultar un estorbo si el espacio es pequeño. Se pueden utilizar lugares especiales para guardar todos los objetos decorativos en el momento de cocinar, pero si no cuentas con mucho hueco lo mejor es prescindir de ellos.

Una solución sencilla es pensar en usos dobles. No acumules objetos para exposición únicamente, las piezas en cocinas pequeñas tienen que ser útiles y cumplir una función. En este caso debes ser creativo: por ejemplo, guarda el juego de tazas de té debajo de la tapa de alguna estantería o sitúa los cucharones y espátulas dentro de tarros o jarrones de cristal.

Aprovecha los espacios verticales.

Para organizar el comedor eficazmente no debes limitarte a usar solo las superficies planas o el interior de trasteros y estantes. Las puertas, las paredes y los laterales de algunos muebles también pueden usarse para ordenar muchas cosas. Esto depende de la altura y el presupuesto que tengas para invertir en estas áreas con gran potencial de almacenaje.

De esta manera, le das utilidad a esos elementos de tu cocina en los que no se pueden colocar muebles u otro tipo de sistemas para almacenar. Los tableros o paneles que suelen utilizarse en talleres para colgar las herramientas pueden servirte para colgar utensilios culinarios, piezas de vajilla o moldes. También puedes poner en paralelo dos rieles o más en metal para colgar ganchos, escurridores, cestas o cubos.

Si en la nevera queda un lateral al descubierto, puedes aprovecharlo también. Hay estantes estrechos que se pueden colocar allí. En caso de que el espacio sea más pequeño, puedes optar por colocar ganchos, colgadores, paneles, corchos o un reloj de cocina. Una idea innovadora que ayuda a dar sensación de amplitud es añadir un espejo.

Utiliza colgadores y ganchos dentro de los trasteros.

Hay trasteros en algunas cocinas que tienen instaladas puertas correderas que no sobrecargan las áreas pequeñas, pero si tu cocina posee puertas tradicionales, aprovecha la superficie del interior. No se pueden colgar cosas demasiado voluminosas, puesto que restaría espacio a la parte interior del almacén, pero sí se pueden instalar colgadores para utensilios de limpieza, paños de cocina, rieles de libros, contenedores de poco tamaño para guardar esas cosas a las que no le encuentras lugar. ¡La creatividad lo es todo!

Un recurso que es muy práctico son los paneles de imán. Con ellos controlas papeles con notas importantes o cuchillos que uses comúnmente y pueden colocarse externamente, pero si los ocultas tras los trasteros evitas posibles accidentes.

Deja un lugar para las tapaderas

Las tapas son uno de los utensilios más simples pero sin lugar a dudas de los más usados en la cocina y de los que no puedes prescindir. Sin embargo, las tapas pueden armar su fiesta cuando no están bien organizadas. Apilar las tarteras, ollas, fuentes y cacerolas es una forma sencilla de ahorrar espacio, pero ¿Dónde colocar las tapas de cada uno de estos envases?
Los organizadores de tapas son estructuras de rejilla en material resistente que se pueden colocar en un trastero o estante. Puedes usarlas para guardar tapas de toda clase de forma ordenada, práctica y limpia. Esto te permite organizar la cocina aprovechando bien los espacios y te asegurarás de controlar el alboroto que creen las tapaderas. No perderás las tapas de ahora en adelante y podrás guardar también ralladores planos, tablas de cortar o bandejas.organizar-cocina-trastero

Estructuras y utensilios para ordenar y guardar los objetos que hay en la cocina

Las cestas son uno de los complementos más bonitos para mantener el orden en una estancia, ya que son prácticas y le dan estilo al lugar. Hay muchos modelos, tamaños y materiales. Puedes escoger la que más te guste o la que se adapte mejor a la decoración de tu cocina.

La opción mas recomendada son las cestas de metal, con estilo vintage, rústicas o las de mimbre, caña o cuerda. Pueden estar forradas con papel o telas y puedes escoger el mismo tipo de cesta para almacenar productos parecidos y así lograr una sensación de elegancia, estética y orden. Y para que ocupen menos espacio, puedes colocarlas en los estantes o en la encimera, porque puedes moverlas con mucha facilidad y son útiles para guardar alimentos de reserva en la parte más alta del trastero.

Otra opción es utilizar cajas transparentes para guardar tanto utensilios de cocina como aquellos alimentos que no se utilizan a menudo, ya que, mientras estén sellados, no se estropean. Además, estas cajas son adecuadas porque se pueden colocar en el suelo de la despensa o trastero y al ser transparentes se ve lo que hay en su interior. Es recomendable ponerles etiquetas con los objetos que hay guardados dentro para que sean más fáciles de identificar.

Los separadores, que se colocan dentro de cajones, cajas o en las estanterías, son muy útiles. Hay de muchos tamaños y sirven para diferenciar y separar los objetos.

Los propios utensilios de cocina como, por ejemplo, una vaporera, puedes usarlos para guardar alimentos, como cabezas de ajo o, incluso, especias que no utilices diariamente. También las bandejas puedes usarlas como separadores de niveles en el trastero y colocar vasos a diferentes alturas.

Y una vez tengas tu cocina ordenada, los objetos que utilizas a diario a mano y la despensa y el trastero correctamente ordenados y colocadas todas las cosas, lo importante es mantener este orden. Aunque en la cocina se pasan muchas horas, debes ser persistente y tener disciplina para dejar todo colocado y limpio cuando termines de usar cada cosa. También es recomendable que cada cierto tiempo revises todos los alimentos, sartenes, vajillas y demás elementos de cocina, para así volver a ordenar y tirar aquellas cosas que realmente no necesitas.organizar-cocina-trastero

Consejos extra para mantener ordenada la cocina

Además de todos los trucos dados anteriormente, te enseñamos algunos consejos extra para mantener ordenada la cocina y ahorres tiempo en su organización.

  • Lo primero es tener agrupados siempre los utensilios que empleas frecuentemente, por ejemplo, los cuchillos con la tabla de cortar, las especias cerca de la mesa del comedor o la cubeta de los desperdicios debajo del fregadero. Este acto simple puede ahorrarte minutos valiosos que se desperdician buscando todo lo que necesitas para empezar a cocinar.
  • Cada vez que termines de cocinar, lo aconsejable es que ordenes el contenido de los cajones que has utilizado, para que cuando vuelvas a la cocina esté ordenado de nuevo. Otra idea espectacular y que te ayudará a ahorrar tiempo es ordenar los botes de especias por orden alfabético. No es obligatorio, pero puede facilitarte la vida saber que el azafrán siempre va a estar justo en medio de la albahaca y la canela, ¿No te parece? Otro truco para colocar las especias es utilizar un mueble magnético, que funciona muy bien en uno de los lados de la nevera.
  • Un aspecto muy importante es que en la cocina debe haber un contenedor para los residuos. Lo ideal es optar por un sistema de reciclaje que permita clasificar adecuadamente los residuos en los envases correspondientes. Así puedes mantener tu cocina libre de desperdicios y deshacerte de ellos de una forma segura y sencilla. La papelera debe ir siempre en un lugar fuera de la vista de todos, pero al mismo tiempo de fácil acceso.
  • Muchos encuentran el espacio debajo del fregadero como el mejor para destinarlo a la basura. Asegúrate de que tenga una tapa hermética que no deje salir ningún olor desagradable, aunque debes procurar vaciar su contenido con frecuencia.
  • Un objeto que te será muy útil para coger cosas con mayor facilidad del trastero, la despensa o los altillos y el techo es un taburete.
  • Otro truco es que, para obtener más espacio mientras cocinas, puedes colocar una tabla de picar encima del fregadero: así tendrás una cubierta más extensa en el momento de preparar tus platos favoritos, no tienes que mover nada de otras partes para picar los alimentos y evitas un posible desorden.

pide presupuesto

Organizar la cocina no debería ser tan complicado

Aunque requiere de mucha paciencia y gran ingenio, más aún si se trata de un lugar pequeño. Para que puedas organizar tu cocina y no desanimarte en el intento, te dejamos las últimas 8 ideas para que obtengas los mejores resultados. Prácticas sugerencias que pueden ser la solución ideal a tus problemas de orden.

pide presupuesto

La limpieza es la mejor compañera del orden

De nada servirá que ordenes todo si no mantienes todo bien limpio. Después de hacer cada comida debes dejar cada cosa en su lugar. Platos, ollas y utensilios lavados y perfectamente secos. No te abrumes con este trabajo diario, si mantienes el orden, al momento de recoger será cuestión de unos minutos.
Y por último, pero no menos importante, debes armarte de mucha paciencia y decidirte a mantener tu cocina ordenada y limpia. Todo lo que te propongas puedes lograrlo con un poco de disciplina y determinación.