blank

072018

5 consejos para almacenar tu material deportivo

La mayoría de personas que practican algún tipo de deporte, bien sea de invierno o de verano, saben que almacenar su material deportivo no suele ser fácil, ya que debe estar bien guardado. Sobre todo, los equipos de aquellos deportes que no practicas con demasiada frecuencia, ocupan mucho espacio y dificultan el mantener ordenada y organizada tu casa.

Para estas situaciones, la mejor opción es alquilar un trastero donde puedas almacenar correctamente tus materiales deportivos para que no se dañen, desgasten y se conserven en buen estado mientras no se usan. Asimismo, si el deporte practicado es entre varias personas, la alternativa de compartir el gasto del alquiler del trastero es la más viable para almacenar cualquier equipo deportivo.

¿Cómo almacenar tu material deportivo?

Los aspectos más importantes para saber cómo almacenar tu material deportivo son los siguientes:

  • Agrupa los materiales por zonas. Si practicas más de un deporte, es recomendable que destines un lugar en el trastero para cada uno de ellos. Al no mezclar los distintos materiales, tendrás el trastero ordenado y podrás identificar cada objeto de manera más rápida. Y si solo practicas un deporte, separa todo tu equipo deportivo del resto de elementos que tengas guardados en el trastero.
  • Protege los objetos pequeños. Intenta que los materiales de menor tamaño estén guardados en cajas o estanterías, para que no se dañen. Una opción es colocar por un lado todos los equipos pesados y grandes y en otra zona del trastero colocar los más pequeños y delicados.
  • Guarda de forma correcta la ropa de deporte. Primero, asegúrate de que la ropa está completamente seca y en buen estado. Una vez hecho esto, puedes guardarla en bolsas específicas, cajas de plástico o incluso en bolsas de vacío, para que ocupen el menor espacio posible.
  • Utiliza fundas para los equipos de gran tamaño. Para proteger tus equipos de esquí, tablas de surf, raquetas o cualquier otro material, lo mejor es guardarlos en fundas para evitar que se ensucien, se dañen y para que no les entre polvo.
  • Cuida las estructuras de tu equipamiento deportivo. Ten en cuenta los soportes donde colocas tus equipos, puesto que deben estar en buen estado y debes conservarlos igual de bien que los materiales de deporte. Así evitarás que se puedan caer o sufrir daños.

¿Cómo guardar tu equipo de esquí?

El equipo de esquí y de otros deportes de invierno, al usarse solamente en una época del año, requieren un mayor cuidado para que se conserven correctamente en tu trastero. Lo más importante es mantener todo el material, tanto textil como el equipo, seco y sin humedad para evitar el deterioro; sin embargo, cada elemento que se usa en los deportes de invierno tiene características propias y diferentes formas de conservación.

La ropa específica para este deporte y, en general, los de invierno conlleva una limpieza y cuidado concreto. Por ejemplo, a las botas, los guantes, los cascos u otras prendas de vestir se les debe eliminar cualquier tipo de humedad y mantenerlas cerradas para evitar su deformación, aunque es aconsejable airearlas de vez en cuando si se encuentran en el trastero. Las botas debes guardarlas en cajas plásticas para evitar daños, mientras que los demás accesorios se pueden almacenar en bolsas acolchadas.

En lo que respecta al almacenamiento de las tablas de esquí y de snowboard, es necesario tener un cuidado más detallado, debido a que el tipo de materiales con los cuales se elaboran tienden a desgastarse y deteriorarse más rápidamente.

Se recomienda, antes de almacenarlos, realizar su limpieza con un producto disolvente especializado, posteriormente secarlo en su totalidad para evitar que permanezcan restos húmedos que faciliten su oxidación y deterioro. También debes limpiar la suela de los esquís con un producto especial para protegerla, como puede ser la cera o la parafina, y se deben almacenar por separado para que no se rocen ni se adhieran entre ellos. Es mejor lavarlos lo menos posible, para que no pierdan sus características esenciales.

El tratamiento de las fijaciones y bastones no es tan detallado, pero debes tener en cuenta que su desgaste es mayor el de las tablas. Las fijaciones, antes de almacenarlas, deben ser revisadas para certificar que no están dañadas ni sucias; además, se recomienda aflojarlas. Para los bastones, debes prestar atención y fijarte en que no tengan torceduras o que la base esté rota.

Las raquetas y los trineos de nieve se deben limpiar muy bien y, posteriormente, se debe eliminar cualquier rastro de humedad. Lo mejor es guardarlos en fundas o, si es posible, en su caja original, pero esta debe estar en óptimas condiciones, sin hundimientos o rasgaduras.

pide presupuesto

¿Cómo guardar tu equipo de buceo?

Para saber cómo guardar tu equipo de buceo, debes tener en cuenta recomendaciones como las siguientes:

Es importante lavar con agua dulce todos los materiales después de cada inmersión, debido al alto nivel corrosivo del agua salada. De igual forma, es necesario que no estén expuestos al sol directo ni a altas temperaturas.

El traje de neopreno se debe lavar con un producto específico para este material, teniendo cuidado de no dañarlo por dentro y hay que secarlo al aire libre, pero que el sol sea directo. Con esto se evitan residuos de humedad que produzcan malos olores y moho. También se recomienda aplicarles lubricación a cada una de las cremalleras del traje y colgarlo con una percha amplia para que no tenga ningún tipo de doblez y hendiduras.

Antes de su almacenamiento, debes llenarlo con un poco de agua dulce durante al menos dos días, para que se disuelvan los restos de sal y así evitar la corrosión y oxidación del equipo. Luego, vacía toda esta agua y procede al desmantelamiento de cada válvula, limpiándolas con agua dulce y cuando estén secas, ya las puedes almacenar.

En cuanto a las máscaras y las aletas de buceo, lo más esencial es eliminar toda la humedad y los residuos que puedan existir, así como también cualquier doblez. La máscara debes almacenarla en su estuche totalmente seca y a las aletas debes ponerles papel periódico u hormas plásticas para que no se deformen en el tiempo que estén guardadas.

El regulador es un elemento más delicado y debes secarlo por completo en la primera y segunda etapa para evitar oxidaciones. En la segunda etapa debes colgarlo hacia abajo para eliminar los restos de agua y humedad. Su almacenamiento debe ser lejos de la luz solar, con temperaturas estables y sin humedad y no debes doblar los latiguillos para que no cedan con el paso del tiempo.

Con respecto a la cámara y la carcasa, es importante que realices una limpieza exhaustiva de todos los botones y de las juntas tóricas que estuvieron sumergidas en el agua salada, para después engrasarlas con silicona o con aceite y con ello evitar las grietas.

¿Cómo guardar tu bicicleta deportiva?

Quienes utilizan bicicletas deportivas tienen dos cuestiones a considerar para su correcto almacenamiento: la primera, si se van a utilizar con bastante frecuencia y, la segunda, si se van a guardar por largos periodos de tiempo.

En el caso de usarla frecuentemente, no se deben desinflar las ruedas ni se debe dejar la bicicleta en el suelo, para que no se dañen; es decir, hay que mantener la bicicleta en un lugar elevado. Lo más importante es que no ocupe un espacio amplio en el trastero.

Si no la utilizas en largos periodos de tiempo, se recomienda mantenerla en un sitio alto, pero sí debes desinflar las ruedas para no deformarlas. Del mismo modo, es necesario engrasar los piñones, la cadena, el eje y el plato de las ruedas, evitando cualquier tipo de oxidación.

¿Cómo guardar tu tabla de surf?

Lo más importante es que elimines toda el agua salada de la tabla de surf lavándola con agua dulce. Cuando la vayas a almacenar, sécala por completo y utiliza una funda para su protección contra cualquier tipo de roces en el trastero. Por otro lado, no debes dejarla a la intemperie o con mucho sol por largos períodos de tiempo. El mejor lugar es el trastero y debes colocarla en forma horizontal en un espacio amplio, fresco y seco que no toque el suelo. Esto ocurre con otro tipo de equipos acuáticos, como puede ser el de kitesurf.

¿Cómo guardar materiales de otros deportes?

Patines, balones de baloncesto o fútbol, material de yoga, pilates o raquetas… Todos estos equipos son usados con mayor frecuencia, pero puede que te dificulten el mantener limpia y ordenada tu casa, ya que ocupan demasiado espacio: por eso es mejor guardarlos también en el trastero. Estos equipamientos puedes almacenarlos en cajas transparentes, usar redes para los balones, estantes colocados en la pared e incluso en estanterías.